Reservas privadas

Este encantador escondite pertenece a Jasper Conran.  L’Hôtel Marrakech combina la destreza superior de los artesanos marroquíes con muebles antiguos, telas, iluminación y obras de arte de Jasper, algunas de las cuales provienen de las colecciones personales de Bill Willis e Yves Saint Laurent. Desde 1777 € por noche.

L'Hôtel

L’Hôtel Marrakech puede contratarse de manera privada. El riad con personal completo es el refugio perfecto para un grupo de amigos, una familia o una pareja en su luna de miel. En él también pueden celebrarse cenas y fiestas íntimas. El riad es el sitio ideal para quien desea disfrutar de una gran casa privada sin las responsabilidades del propietario.



Tanto si desea leer a la sombra cerca de la piscina, como tomar el sol en la terraza de la azotea, disfrutar la variedad de delicadas comidas y bebidas, o aventurarse a la ciudad y sus zocos, todo el mundo tendrá algo diferente de qué disfrutar.

Suites

Las suites tienen tamaños que van de los 41 m² a los 67 m², y tres de ellas cuentan con terrazas privadas

Baños privados

Aire acondicionado en todo el hotel

Cada habitación posee una cama king size

Servicio de habitaciones

Ropa de cama y toallas hechas a mano de algodón egipcio

Beneficios adicionales de alojamiento

Frutas, agua y artículos de tocador gratuitos

Caja fuerte en cada habitación

Wi-Fi gratuito

Obras de arte y antigüedades de la colección personal de Jasper

El salón comedor

El desayuno, el almuerzo y la cena pueden servirse en el salón comedor de L'Hôtel Marrakech. En las mesas se utiliza mantelería fina de algodón egipcio. Las tentadoras sillas mecedoras y banquetas ofrecen comodidad y conveniencia para aguardar las ensaladas frescas y sabrosas y los tajines cocinados a fuego lento, celebrando los mejores ingredientes de estación. En las noches cálidas el salón comedor se abre hacia el jardín, y en las noches más frescas se enciende el fuego.

Patio con jardín y terraza en la azotea

Al ingresar en el hotel se encontrará en el patio con jardín, colmado de bananos, naranjos y limoneros, y será bienvenido por el relajante sonido del agua de la fuente central, rodeada de azulejos zellige. Los pájaros cantores, las rosas y los jardines perfumados abundan en la escena, mientras que las buganvillas y la madreselva cubren los muros enjalbegados en cascada.



La terraza en la azotea, colmada de naranjos, higueras y olivos, jazmines, buganvillas, madreselvas y geranios, es el lugar perfecto para relajarse y descansar. Aquí se sirven el desayuno y el almuerzo bajo una pérgola cubierta con cortinas. En otros sectores de la terraza se preparan mesas donde se puede disfrutar del desayuno, el almuerzo, el té de la tarde, así como también café, cócteles y la cena. El espacio cuenta con tumbonas de modo que los huéspedes puedan disfrutar de la calidez del sol marroquí durante el día.

Piscina

El jardín también es hogar de una de las pocas piscinas de la Medina. Relájese y nade en la piscina de diez metros (climatizada durante los meses más fríos). Un placer que puede disfrutarse desde la mañana temprano hasta la caída de la noche, momento en que se encienden los farolillos y las velas que envuelven al riad en una atmósfera mágica.

La cocina

L'Hôtel Marrakech ofrece la mejor comida casera marroquí, con énfasis en productos frescos y locales de estación. Los platos que se preparan capturan los sutiles aromas y el colorido encanto de Marrakesh. Los huéspedes pueden disfrutar de una amplia variedad de ensaladas, verduras frescas, tajines cocinados a fuego lento, carne y pescado a la parrilla, así como también el perfecto filete con patatas fritas. Para completar las comidas ofrecemos refrescantes sorbetes, helados y frutas para elegir, así como también postres tradicionales marroquíes.

Entretenimiento

Para disfrutar de una verdadera experiencia mágica, los eventos especiales pueden estar acompañados de músicos tradicionales. Andalusí, una tradición clásica que se desarrolló en la España musulmana y Gnawa, con orígenes subsaharianos.

Site by Propeller