Cena

L’Hôtel Marrakech se enorgullece de su misión de servir deliciosos platos tradicionales marroquíes. Las comidas se pueden servir en los balcones privados, el salón comedor o la terraza de la azotea. La cocina recibe productos locales de estación todos los días. Los platos que se preparan celebran los sutiles aromas y el colorido encanto de Marrakech. Los huéspedes pueden disfrutar de una amplia variedad de ensaladas, verduras frescas, tajines cocinados a fuego lengo, carne y pescado a la parrilla, así como también el perfecto filete con patatas fritas. Para completar las comidas ofrecemos refrescantes sorbetes, helados y frutas para elegir.

El salón comedor

La cena se sirve en el salón comedor del hotel. En las mesas se utiliza mantelería irlandesa delicada y elegante. Las tentadoras sillas mecedoras y banquetas ofrecen comodidad y conveniencia, y en ellas los huéspedes podrán disfrutar de la comida tradicional como más lo deseen. En las noches cálidas el salón comedor se abre hacia el jardín, y en las noches más frescas se cierran las cortinas y se encienden velas y una chimenea.

La terraza de la azotea

El desayuno de croissants frescos, repostería, conservas, frutas y huevos se sirve bajo la pérgola. Desde aquí también se puede disfrutar el almuerzo, con impresionantes vistas de la cordillera del Atlas. Entre el naranjo y la higuera se puede tomar el té de la tarde con aroma de jazmín, rosas y geranios. Por la noche se sirven cócteles a medida que el sol se esconde detrás de las montañas nevadas.

Site by Propeller